Amor·todoelrato

Léelo! Patatita 

Hagámoslo como nadie nunca lo ha hecho… démonos duro sin compasión pero con sentimiento, que se escuchen nuestros gemidos en el cielo y se estremezcan las estrellas con su brillo de fuego, dejemos los pájaros sin aliento, y que nos perdone Dios si quiere, porque ya tú y yo ardemos como el infierno.Somos la perfecta demostración de que caben el amor y la guerra en la misma cama. Expertos en almohadas que se ahogan en sudor y en lágrimas dos noches después de prometer quedarnos para siempre. La excepción de que dos no discuten si uno no quiere. Parecíamos dos idiotas que dijimos sí a la felicidad plena a cambio de un precio muy alto: lo bueno y lo malo en la misma medida puede ser maravillosamente trágico. Tú sin renunciar a ti ni un gramo, yo necesitando que jamás lo hicieras. A cada paso mostrándome sin trampa ni cartón, entera, para ti que no sé qué coño me hiciste. A lo mejor nos encontramos para vivir algo increíble y ya está. A lo mejor no tenemos que fingir que nos odiamos cuando lo más profundo de nosotros, y el alma que nos tocamos, nos dice que un rincón de nuestros corazones ya tiene nombre. Quizás es un paso adelante asumir que nadie volverá a hacernos replantearnos así las emociones, los lugares a los que fuimos, las canciones que escuchamos, los momentos que fueron tan nuestros. Tal vez la clave sea asumirnos y entender que una vez en la vida pasan cosas como estas: que nadie volverá con esa capacidad de tanto en tan poco, que ningún nombre nos revolverá del mismo modo y para siempre, que no habrá manera (ni valiente que la invente) de sacar de nuestra cabeza las ilusiones que a besos creamos. Que el dolor fue incurable al igual que la felicidad a la que nos rendimos. Y te diré una cosa que me encantaba de nosotros: en lo bueno y en lo malo nunca-jamás se nos pasó por la cabeza ser a medias. A medias no nos merecíamos. Tú bien lo sabes…

Pasado·todoelrato

Recuérdame 

“Nunca deseamos ser una amante más, una amiga más, una novia más, siempre nos gustaría que nos recordasen como: otra historia.  Nunca. Así que… a ti, que pasé por tu vida, por tus días y por tus noches. Espero que me recuerdes como aquella chica que se reía sobre tu espalda y lloraba en tu hombro, la que te contó todos los lunares y ciento dos cuentos para no dormir. Aquella que te desnudó por dentro y por fuera, la que te hizo resoplar en la escalera, la primera que fue pecado, confesión y absolución en un tiempo.

O puedes recordarme como el último portazo, puro ruido que aún ensordece cuando irrumpe en tu cabeza.No sé… puedes recordarme como la que te invitó a un café caliente a las 7:30 de la mañana, la misma que te animó a hacer puenting sentimental, la que te puso el corazón en la boca y te ató el nudo en el estómago.

  A ti, que te dejé y me dejaste y nos dejamos más tocados que una guitarra. Espero que me recuerdes como el eco o el grito y la brisa en el silencio. Como el paraguas, la lluvia y el charco lleno de reflejos. Puedes recordarme igual que se recuerdan las tormentas inesperadas, esas que te calan al primer segundo. No sé… recuérdame como el mapa que sí supiste interpretar o el destino que se asomó a tu mirada aquella noche de viernes.

  Lo que sea, menos una más. Recuérdame como: otra historia. Y luego, cuéntame… como se cuentan las historias que jamás se olvidan. Así.”

Amor

Tu felicidad

Cuando se enamore de ti, no te asustes cuando lo veas llorar. Esa es la reacción que provocan ese tipo de emociones en él. Cuando se enamore de ti, inevitablemente vas a dormir mejor.
Y cuando llueva, el simple hecho de sentir su piel te hará sentir protegida. Cuando eso ocurra vas a esperar de forma casi ansiosa hasta el más pequeño de los gestos. Incluso el simple hecho de caminar juntos, porque cada vez que te toque, vas a sentir que tus mejillas se enrojecen.
No dejes que nada de esto te asuste y ámalo como se merece. Te contará sobre su pasado y sus errores, así que es tu trabajo tomarlo de la mano y decirle que no vas a juzgarlo.Él es mejor persona hoy en día debido a esos errores.
Si llegó hasta ti es porque sus relaciones pasadas fracasaron. Espero que lo ames como se merece, y espero que él te ame tanto como yo sentí que me amó a mí.Y sobre todo, espero que te entregue la vida de cuento de hadas que alguna vez pensé que podía tocarme a mí.
Espero que algún día nos podamos conocer, de verdad. Estoy segura de que eres una gran persona. Estoy segura porque sé que él es capaz de ver cómo es una mujer realmente, antes de enamorarse de su apariencia.IMG_4982
 
Sólo quiero pedirte una cosa: no le hagas sufrir, haz de la relación esa que no pude hacer. Creo en el poder del karma. Estoy convencida de que la gente recibe lo que da, pero no le deseo la tristeza a nadie. Ni siquiera a él. Estás saliendo con el hombre de tus sueños, y estoy siendo realmente sincera cuando digo que espero que todo funcione bien entre vosotros dos.
Solo dile que gracias por compartir 6 años a mi lado, estaré eternamente agradecida.  

Con cariño,
La que fue su chica.

Amor

El amor

Me dijo

Te voy hacer el amor..

Me sirvió una copa de vino, lleno la bañera 3/4, conocía la temperatura exacta cómo me gustaba el agua, me quitó la ropa y me ayudó a entrar… me lavó el pelo, la espalda y los pies. Me llevó a la cama y mientras me secaba el pelo humedecía mi alma, me acostó boca abajo y comenzó a masajear mi espalda, no decía nada pero su suave respiración era lo más bonito que podía oír. No sé en qué momento me dormí… Pero cuando desperté en sus brazos me dijo, hay muchas maneras de hacer el amor, respiré profundo y lo besé. Y esta vez lo hicimos como yo sabia, con el cuerpo (ese amor salvaje que nace en la piel)

El sabe perfectamente como hacer el amor cada día y es que para hacer el amor no es necesario el encuentro físico, se puede hacer el amor de muchas maneras; con una dulce… una caricia, una mirada, con una sonrisa cómplice, con un abrazo fuerte y sin decir nada, con un pecho amigo donde esconder las lágrimas..

¿Con una flor? 

No… él nunca me regaló flores…

( Sin embargo fue capaz de traer la primavera a mi corazón).

todoelrato

Solo un rato más 

No recuerdo la última vez que me besaste. No recuerdo el sabor del último beso. Recuerdo que no pensé que fuese a ser el último. Recuerdo que siempre te besaba como si lo fuera a ser.

Así que espero que en ese último beso fueran todos los “te quiero” que no te dije, todos los “te echo de menos” que siguen en mi garganta y que no dejan de ahogarme.

Pero, sobre todo, espero que en esa ultima caricia a tus labios, fuera el “gracias” más sincero que he dicho en toda mi vida.

Por hacerme creer en el amor, por demostrarme que existía y por hacerme feliz con tan poco.

No recuerdo nuestro último beso.

No lo recuerdo, y menos mal.

Me estaría torturando cada día el pensar por qué no me quedé a vivir ahí un rato más, solo un rato más…

Espero que te besen más, pero no lo harán mejor.

Espero que te quieran mejor, pero no lo harán más…

#pideundeseo #volverarozartuslabios #todoelrato #puntofinal

Amor

Cuando pienses en mí 

No importa lo que pase entre nosotros,a dónde nos lleve la vida o cuál sea nuestro destino 

Espero que algún día cuando estés deambulando  entre todos tus recuerdos, pienses en mí, en mi sonrisa y en el tono exacto de mis ojos.

Quiero que me recuerdes como algo más que una simple persona que formó parte de tu vida, quiero que me recuerdes como esa que se encargaba de llenar tus días, algunas veces con risas escandalosas y otras con preguntas existenciales. Espero ser en tu memoria alguien especial, alguien sobresaliente, alguien que te alegró la existencia, durante el tiempo que estuvo a tu lado, alguien que te la complicó también, con su humor tan alocado.

Le pido a Dios que cuando veas mi fotografía, no pienses en una parada mása lo largo del camino; sino en tu lugar favorito,ese que te hacía sentir paz y tranquilidad,ese capaz de apagar todo el ruido, que  no te dejaba pensar con claridad ese al que recurrías cuando te sentías solo e incomprendido, ese al que después de mudarte tantas veces, pudiste llamar “hogar” por primera vez…

Amor·todoelrato

Supongamos

Suposiciones…
Supongamos que te echo de menos.

Que voy a tu cama y me quedo a tu lado mientras duermes.

Supongamos que te digo lo que me gustaría hacer contigo y lo que me gustaría hacerle a tu cuerpo.

Supongamos que me acerco y no te vas, que te beso y no te giras.

Supongamos que me atrevo a decirte, cada mañana, que me encanta verte al comenzar el día. Y que tu risa me hace estar tranquila porque sé que cuando ríes estás siendo feliz en ese preciso instante.

Supongamos que te hablo de amor y tú no me echas los trastos a la cara.

Y supongamos que tú no te das la vuelta cuando te dijera que eres tan bonito, como una playa atardeciendo en verano.

Supongamos que no me callo porque me lo pides, y que te grito que me encanta estar cerca de ti.

Y que, sobre todas las cosas, me encantaría que supieses que puedes contar conmigo en cualquier momento, en silenciosa compañía.

Pero sólo son suposiciones…


Buenas noches…